Tu teléfono ya es tu tarjeta

Tu teléfono ya es tu tarjeta

“El plástico ha muerto”. Eso lleva escuchándose una década dentro de los departamentos de medios de pago del sector bancario. Y nadie nunca ha hecho demasiado caso. Pero la cuenta atrás parece estar más cerca.

Sin ir más lejos, la Caixa ya ha presentado su nueva aplicación donde puedes descargar sus tarjetas Visa (débito y crédito). Esta app permite realizar pagos con el smartphone a través de la tecnología contactless sin necesidad de usar una tarjeta física. Los comercios deberán disponer de un terminal punto de venta (tpv, datáfono o POS) con tecnología NFC (near field communication). Y funciona con cualquier operador de telefonía.

CaixaBank Pay, que así se llama la app, permitirá además consultar movimientos y gestionar las compras realizadas.

También el grupo Necomplus, con más de dos décadas de expertise en medios de pago, lanzará en el último trimestre del 2015 su eWallet. Con la misma tecnología HCE (Host Card Emulation) que no precisa ni tarjetas SIM ni tarjetas SD. Esta app también podrá añadir y utilizar de manera segura varias tarjetas bancarias Visa y Mastercard en el smartphone.

En estos casos, el usuario únicamente deberá contar con Android superior a 4.4 (próximamente disponible en iOS) y la app con tecnología HCE.

A partir de aquí, el teléfono móvil (o celular) se convertirá, por fin, en una tarjeta bancaria.

Los beneficios de estas apps de pago móvil para los usuarios son notables:

1. Comodidad. El usuario puede añadir de forma guiada e intuitiva una gran selección de tarjetas de débito, crédito, prepago Visa o/y Mastercard de múltiples entidades y no precisa de conexión a Internet.

2. Seguridad. Se trata de uno de los medios de pago más seguros, gracias al sistema HCE (Host Card Emulation), que brinda al usuario la posibilidad de establecer tantos niveles de seguridad como crea conveniente. Puede seleccionar entre el modo manual, automático o automático con verificación previa al pago.

3. Agilidad. Para realizar el pago, el usuario únicamente ha de acercar el dispositivo al tpv contactless. La operación se realiza de la misma manera que cualquier compra efectuada con una tarjeta bancaria tradicional.

¿Y cómo funciona? La nueva solución se divide en dos partes: una aplicación móvil que se instala en los dispositivos de los usuarios finales y una solución de pago que reside en la nube.

Entonces, ¿llegaremos finalmente al fin de la supremacía del plástico?

No Comments

Post A Comment